top of page
Buscar

Calzado de entrenamiento

Actualizado: 27 feb

Por Carlos Toro




Con tantas disciplinas en la actualidad, las marcas de calzado deportivo se han dado a la tarea de crear y comercializar tenis para cada una de ellas, y el levantamiento de pesas no es la excepción. Claro está que, puedes correr, jugar baloncesto o levantar pesas con cualquier tipo de calzado pero, verás la diferencia que existe al momento de utilizar el par adecuado para cada deporte. Aquí explicaré algunas razones por las cuales un buen par de tenis de levantamiento son lo primero que deberías adquirir dentro de tu equipo personal de entrenamiento.


Primero que nada, protegen tu pie. Al ser la parte de tu cuerpo que soporta la mayor parte de la carga en casi todos los levantamientos, es importante mantenerlos seguros. Un buen par de tenis comprime el pie y compacta el metatarso, dando así mayor estabilidad en los levantamientos. Además, los materiales con lo que generalmente son elaborados, te cuidan de una lesión segura cuando discos de levantamiento o la barra caen en tu pie, créeme que esto pasa.


Segundo, hacen más estable el movimiento. La estructura de un tenis de levantamiento no es compresible, es decir, no cambia su forma al aplicarle una carga considerable. Si se utilizara un tenis de suela compresible, como los tenis para corredores, la transmisión de fuerza generada entre tu pie y el piso sería ineficiente, es como querer hacer sentadillas sobre el colchón de tu cama.

Uno de los puntos más importantes al levantar pesas es mantener el balance, es decir, mantener el centro de masa sobre la mitad del pie y al tener una suela sólida y rígida, impide el movimiento del pie, dando así un gran soporte para lograr el balance, principalmente en una sentadilla.


Tercero, este calzado cuenta con una ligera elevación en la parte del talón. Este tacón genera un pequeño ángulo, el cual provoca una mayor inclinación de las espinillas hacia delante. Esto a su vez añade un ligero ángulo en la rodilla ¿Y esto para qué sirve? Principalmente en la sentadilla, ayuda al requerimiento de los cuádriceps aún cuando la cadera sigue siendo el elemento dominante del movimiento.

Un tacón adecuado va de entre 1.5 a 2 cm, así que, asegúrate de comprar los correctos. Esto dependerá obviamente de la antropometría de cada persona, pero en general ayudan a la gran mayoría de los levantadores.


Como se dijo al inicio, cada disciplina requiere de un calzado específico para el mejor desempeño y en el caso del entrenamiento de fuerza, donde ya de por si los levantamientos son pesados, no los hagas aún más complejos al utilizar calzado inadecuado.


Aunque es cierto que un par de tenis nuevos y bonitos no van a hacer que tu sentadilla mejore por sí sola si tu técnica es pésima, definitivamente son un gran apoyo para facilitar el progreso.

80 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page